Celis Rodriguez dirige carta pública al ministro de Educación

Educación Gestión Regionales
CARTA PÚBLICA AL MINISTRO DE EDUCACIÓN:
 
Señor ministro, estoy de acuerdo con las medidas de seguridad implementadas por su gobierno para resguardar la salud y vida de la comunidad escolar ante la amenaza del agresivo y letal virus COVID-19.
También estoy de acuerdo con que debemos hacer todo lo humanamente posible para garantizar la formación de nuestros niños y adolescentes, y en ese sentido nuestros maestros se han dedicado en estos días, en la medida de sus posibilidades, a organizar contenidos y actividades y enviarlas a sus alumnos; igualmente en la mayoría de los casos ha habido retroalimentación, y las actividades no sólo han sido orientadas, sino también corregidas. Pero, señor ministro, hay algo que usted ha olvidado desde que asumió el cargo en dos oportunidades, y es que los maestros también tienen necesidades, que también tienen hijos, que también se enferman y que también tienen familia. Señor ministro, en estos momentos de crisis de salud pública, y teniendo que cumplir con la cuarentena, los maestros no tienen con qué comprar medicinas, comida ni mucho menos tienen computadoras y/o teléfonos inteligentes para cumplir la tarea asignada por el Ministerio de Educación de un año escolar on line. Todas estas calamidades se deben en gran medida a su constante incumplimiento de la contratación colectiva. Hasta la fecha usted le ha negado 280% de aumento salarial que usted mismo aprobó a los docentes venezolanos en la última contratación colectiva, sin meter el incumplimiento de otras cláusulas económicas. Para clases on line se requiere de teléfonos inteligentes y computadoras, herramientas imposibles de obtener debido a los bajos salarios que devengan los educadores, además de que debe contarse con un servicio eficiente de internet, el cual no llega a todos los sectores. Señor ministro, usted sabe que muchos maestros realizaban actividades paralelas que permitían entradas adicionales de dinero para poder comer y mantener a sus hijos, lo cual es imposible por la estricta cuarentena. Señor ministro, usted sabe que en estas condiciones infrahumanas, cuando cada persona busca la manera cómo sobrevivir de la pandemia y no morir de hambre en el intento, se hace necesario que usted cumpla con la enorme deuda que tiene con el Magisterio venezolano, y que nuestros maestros puedan en estos momentos cumplir con las actividades pedagógicas y puedan, además, atender la crisis de salud y de alimentación que atraviesan por la actual pandemia mundial.
 
Prof. Celis E. Rodríguez Serrano
Director de Educación del estado Nueva Esparta

Deja un comentario