Gobernador escucha planteamientos de comunidad pesquera El Maguey

Gestión

“A través del Instituto Neoespartano de Pesca, Inepesca, se formalizarán las solicitudes de las necesidades que presenta esta comunidad neoespartana”

IMG-20180703-WA0051

El gobernador de Nueva Esparta, Alfredo Díaz, dispensó una visita a las familias del sector El Maguey, ubicado en el municipio Península de Macanao, zona con gran potencial pesquero y turístico de la entidad.

La presencia de la referida autoridad se concretó en respuesta a una solicitud formulada por los hombres de mar de la zona quienes se encontraban tendiendo las redes y preparando los alimentos al momento de la llegada del primer mandatario regional quien compartió con ellos como uno más del lugar.

Lo acompañaron Leynys Malavé de Díaz, primera dama y Paúl Bermúdez, presidente del Instituto Neoespartano de Pesca, Inepesca, este último destacó que se trató de un primer saludo de manera espontánea y sorpresiva para posteriormente realizar una inspección más formal donde se profundizarán los temas de interés general.

Bermúdez informó que entre los planteamientos de los presentes estuvo la situación de algunas rancherías construidas hace cierto tiempo por lo que en la actualidad se encuentran muy deterioradas.

Otro aspecto fue el mal estado de la carretera, así como la casi nula distribución del agua, coyuntura que es sumamente grave ante las limitaciones que viven las familias de El Maguey.

No menos importante es la edificación de ciertas casas, las cuales quedaron sin concluir como consecuencia de las falsas promesas que les manifestaron representantes del anterior gobierno de Carlos Mata Figueroa, por medio de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Censo y solicitud de recursos
El presidente de Inepesca dijo que en la actualidad se elabora un censo para conocer la cifra definitiva de los pescadores que habitan en la localidad pero que según los vecinos existen cerca de 50 familias constituidas.

Indicó que algunos pescadores plantearon la necesidad de conseguir motores fuera de borda y embarcaciones pero ante la difícil situación económica y social que atraviesa Venezuela es casi imposible su compra pues, por ejemplo, un motor de 40 HP, (Caballos de Fuerza), tiene un precio actual entre 3 mil o 4 mil dólares, dependiendo de la marca.

“Estamos elaborando proyectos para solicitarle al Gobierno nacional los recursos indispensables de manera de impulsar la reparación de dichas maquinarias, así como de las botes con que laboran diariamente”, subrayó.

Notificó que a los pescadores se les entregaron los requisitos que solicita el Inepesca para optar a créditos que se distribuirán una vez lleguen los créditos del nivel central.

Recordó Paúl Bermúdez que el pescador no es quien coloca los altos precios que el público encuentra en los mercados populares, debido a que el vende de acuerdo a sus necesidades, apuntó que lo que lo encarece es la cadena de comercialización.

“Quiero resaltar la acción de gobierno del mandatario insular Alfredo Díaz quien no escatima esfuerzo ni tiempo a la hora de escuchar los requerimientos del pueblo, pues sabe que los pescadores artesanales son la actividad primaria de producción y los que garantizan la proteína económica que no es otra que el pescado, así como el rango de precios que tiene el citado producto”, concluyó.

Deja un comentario