Reclamo de los médicos del hospital Armando Mata Sánchez carece de interés político

Gestión

“Marcel Delgado, galeno interno, indicó que debido al grave problema de inseguridad en ese centro asistencial del municipio Tubores exigen una asamblea para buscar solución al problema”

HM__0007 (1)

Debido a los violentos hechos ocurridos durante la madrugada del pasado domingo en el hospital Armando Mata Sánchez de Punta de Piedras, municipio Tubores, los médicos que prestan sus servicios en este recinto asistencial acordaron no presentarse a trabajar hasta que las autoridades sanitarias y de seguridad garanticen la integridad física de todo el personal.

Así lo manifestó Marcel Delgado, médico interno en el área de emergencia de adultos, quien aclaró que esta acción no tiene ningún tilde político, tal cual aseguró la autoridad única de Salud Pedro Fernández, quien señaló que están apoyados por el gobernador Alfredo Díaz y por el director regional del área Elesbán Gómez.

“Asumimos la decisión de no acudir al centro asistencial como medida de presión para que se produzca una asamblea con las autoridades de Salud y de la Guardia Nacional, la Policía estadal y el alcalde de esta jurisdicción, a fin de buscar una solución inmediata, ya que somos nosotros quienes ponemos la cara ante los pacientes”, refirió Delgado.

Comentó que el director de Salud, Elesbán Gómez, enterado de la situación, convocó a una reunión y escuchó sus planteamientos, orientándolos acerca de los pasos que deben realizar para solicitar la asamblea. “Es el único que nos ha atendido”, indicó.

Marcel Delgado detalló que el domingo a las 12:30 de la madrugada llegaron dos lesionados por arma blanca al hospital y posteriormente acudió otro ciudadano herido por arma de fuego y al encontrarse en la sala de emergencia los familiares de ambos se enfrentaron, tomando los insumos del recinto para atacarse, incluso hubo disparos y amenazas contra el personal de médicos, de enfermeras, porteros y camilleros. “Esta situación se ha tornado recurrente”, apuntó.

Deja un comentario