Orientales celebraron a lo grande las fiestas de la Virgen del Valle

Cultura Gestión

Venciendo las dificultades, peregrinos vinieron desde todas partes de Venezuela

HM__0063

“La Virgen María es madre y la primera preocupación de una madre es que la propia familia viva en paz, esté unida y se ame. Miremos a nuestro país, Venezuela, con los ojos de la Madre María”, expresó el Nuncio Apostólico en la homilía de la misa solemne.

La  llamada cariñosamente “Virgen Bonita” nuevamente congregó a miles de devotos marianos este 8 de septiembre en Margarita, fecha en la cual la Iglesia católica celebra la Natividad de María Santísima y el oriente venezolano festeja la advocación de Nuestra Señora de El Valle.

Este año se cumplieron 107 años de la coronación canónica de la Virgen del Valle, aunque los cronistas narran el fervor de la feligresía desde el siglo XVI cuando los españoles trajeron la imagen de “La Purísima” a la ciudad e Nueva Cádiz en la isla de Cubagua.

HM__0129

El gobernador de Nueva Esparta, Alfredo Díaz, acompañado de la primera Dama Leynys Malavé de Díaz y del tren ejecutivo, encabezó la numerosa lista de autoridades que dijeron presente para acompañar al pueblo en su devoción y elevó oraciones por “que la hermandad que cada año nos reúne para acercarnos a Dios a través de la Virgen, nos permita trabajar todos juntos, desde el respeto y la justicia, para levantar a Venezuela y devolverla a la senda de la prosperidad y la democracia”.

HM__0178

Su homóloga del Táchira, Leidis Gómez, vino a la Isla como una devota más para dar testimonio de fe, agradeciendo la bendición de convertirse en madre dentro de poco.

Los asistentes valoraron positivamente la organización, el embellecimiento de los espacios y el despliegue de seguridad articulado; aunque, sin duda, uno de los elementos que destacó fue la coral encargada de los cantos litúrgicos que dieron realce especial al evento.

Fueron unos 45 músicos reunidos del ensamble Unladomisol, la Banda Oficial del estado y el Orfeón Nueva Esparta; con vocalistas invitados, de la talla de Lucienne Sanabria, Rocky Viscuña y Jennifer Moya. La dirección general y los arreglos estuvieron a cargo del Maestro Luis Lárez Fermín y el repertorio fue seleccionado por el cura párroco de El Valle, Enmanuel González.

HM__0188

La celebración

Cumplidas las misas de media noche y la de aurora, a las 5 de la mañana, la imagen de la Virgen del Valle hizo su segunda salida del templo exactamente a las 9:08 am, sobre el trono cubierto con rosas y lirios blancos.

En la explanada, miles de feligreses aplaudían. El coro entonaba sus primeros cantos y el representante del Papa Francisco, junto al grupo de presbíteros, esperaba en el altar instalado en la tarima contigua a la Basílica Menor. Entre locales y algunos visitantes, 29 sacerdotes y 12 diáconos acompañaron al Nuncio Apostólico en la solemnidad.

Las palabras de bienvenida las ofreció el Padre Darío Salazar en su carácter de Gobernador Eclesiástico, en ausencia del Obispo Castro Aguayo, quien está en Roma participando en la visita Ad Lumina que se celebra cada cinco años.

Durante la homilía, el representante del Papa Francisco resaltó que el ejemplo de María Santísima es su fe y su fidelidad al plan de Dios.

 “¿Cómo servir al bien común de este querido pueblo de Venezuela en un momento tan difícil y complicado; cómo salvar la paz, que es el primer bien de la humanidad; cómo ayudar a erradicar el uso de la violencia que siembra tantas lágrimas e inseguridad; cómo defender los derechos de las personas que deciden emigrar y travesar las fronteras de nuestros países; cómo ayudar a un proceso de reconciliación; cómo colaborar para afrontar los graves problemas concretos de nuestro pueblo, de nuestras familias; cómo superar las políticas parciales al servicio de un interés particular; cómo favorecer la justicia y la fraternidad universal de la familia humana? Nuestra Señora del Valle nos invita una vez más a descubrir que las respuestas a estas preguntas provienen de la novedad que su hijo, Jesús, trajo a la tierra: el amor”.

Como es tradición, abundaron los símbolos en las ofrendas, en gesto de agradecimiento por favores concedidos o signo de esperanza por alcanzar las peticiones de cada corazón.

Luego de la liturgia, la sagrada imagen fue regresada de nuevo al templo. Posteriormente, el Instituto Regional de Cultura -Iadecebne- con la cooperación de diversos activistas y entes culturales, ofrecieron una serie de  presentaciones como complemento a la celebración mariana, sirviendo también de antesala a la procesión vespertina que cierra la jornada cada 8 de septiembre.

Texto: María José Díaz / Fotos: Héctor Marín

Deja un comentario