Nueva Esparta espera acciones concretas como signo de voluntad para la reconciliación nacional

Gestión

*** El Ejecutivo insular lucha por la devolución de su policía y demás instancias de competencia regional que han sido usurpadas, como el caso del sistema de salud.

“Un país no puede hablar de reconciliación con gente muriendo de mengua. Aquí necesitamos -como mínimo y con extrema urgencia- poner comida en las mesas y medicinas en los hospitales, pero además revertir los embates contra la descentralización y devolver las competencias arrebatadas a los gobernadores de oposición”.

Esto planteó David Dubén, secretario general de Gobierno en Nueva Esparta, al consultarle sobre las expectativas que guarda el Ejecutivo insular con las reuniones en Caracas con las altas esferas del Gobierno nacional.

Aseguró que como demócratas valoran positivamente cualquier intento por establecer puentes de comunicación que conduzcan a un diálogo sincero y eficiente para buscar soluciones a los grandes problemas que afectan al país.

Sin embargo, lamentó que hasta ahora los llamamientos del gobierno solo han servido para desviar la atención de la opinión pública sobre las consecuencias reales de implantar un modelo socioeconómico fracasado y de la corrupción que impera en todo el aparataje del Estado venezolano.

“Saludamos las excarcelaciones que se han producido, pero esas personas ni gozan de libertad plena, ni tienen garantía para el ejercicio de sus derechos políticos; los hostigamientos, las persecuciones e inhabilitaciones también deben cesar”, dijo.

Como especialista en materia política, Dubén considera que además de la distracción, el otro objetivo de la convocatoria gubernamental es “maquillarse de demócratas y plurales ante unos resultados electorales que ponen en duda la legitimidad de la reelección de Maduro debido a los altos niveles de abstención”.

Consulta

A propósito, el politólogo calificó de “interesante” la propuesta del Embajador ecuatoriano ante la OEA de realizar un referéndum consultivo para cuantificar el nivel de respaldo o de rechazo en torno a la figura del primer mandatario nacional.

Aclara que habría condiciones mínimas a cumplir, como la observación y acompañamiento Internacional del proceso, “pero ciertamente esa consulta nos permitiría tener una medición concreta del escenario”.

“En democracia se gana o se pierde con votos, no con las interpretaciones de la no participación del electorado; si la abstención el pasado 20 de mayo obedeció al rechazo de la opción propuesta, eso pudiera capitalizarse en las urnas para que sea un dato válido a los ojos del mundo”, expresó.

 

Deja un comentario